Home / Noticias / APROPOL denunció irregularidades en la Comisaría de Arrufó

APROPOL denunció irregularidades en la Comisaría de Arrufó

Según la agrupación policial, to ocurrió en diciembre del año pasado en la Comisaria 7º de la Unidad Regional XIII – San Cristóbal a partir de una actuación por violación a las medidas sanitarias. A raíz del hecho, a un suboficial le “fabricaron” una sanción y luego de su presentación ante Fiscalía, le aplicaron como represalia un “pase a disponibilidad”
APROPOL (Asoc. Profesional Policías de Santa Fe), informó que el hecho ocurrió durante la gestión del Comisario Alfio Zumoffen, quién estaba a cargo de la U.R. XIII y resultó danmificado el denunciante del delito, el suboficial Gerardo Piedrabuena, quién fue sancionado y pasado a disponibilidad por negarse a firmar e involucrarse en un delito que denunció ante los fiscales.

La maniobra, según lo denunciado por Piedrabuena, fue tramada por un matrimonio, el entonces jefe de la comisaria (su jefe directo) Guillermo Scharfspitz y su esposa la jefe de la División Judiciales de la Unidad la comisario supervisor Natalia Barretto. Como dato de color, la hija de ambos estaba entre los presentes en la fiesta clandestina y el propio padre borró el apellido y solo dejó el nombre de pila en el acta.

Todas estas maniobras llegaron a la propia Jefatura de Policía, ya que la titular de la policía provincial, Emilce Chimenti firmó y avaló el pase a disponibilidad y dejó a Piedrabuena en una situación incómoda debido a los descuentos sobre su salario, entre otras cosas. Ademas debió acudir y contratar a un abogado particular, el Dr Joaquín Strada para que lo defienda.

LA INTERVENCIÓN POLICIAL

La intervención policial comenzó cuando el ex presidente comunal Oscar Ribotta, denunció que en un predio municipal se desarrollaba una fiesta clandestina, violando las disposiciones sanitarias. Esto ocurrió a mediados de diciembre del 2020. Cuando llegaron los tres policías, entre ellos Piedrabuena, hubo una dispersión de los concurrentes y se hicieron las comunicaciones de estilo.

Días después, Scharfspitz armó un “legajo” con irregularidades y a destiempo que pretendía que firme Piedrabuena, quién se negó por ese motivo. Allí entró en escena la Jefe de Judiciales (Barretto, la esposa de Scharfspitz) que presionó para que firme, pero al negarse, armaron la maniobra para perjudicarlo.

Con confirmacion de Radio Belgrano Suardi

Check Also

Senadores solicitan información por distribución de partidas alimentarias “con fines electorales”

En la sesión ordinaria de este último jueves la Cámara de Senadores aprobó un Pedido ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *